Fotografía social, prensa, de estudio, conciertos, eventos, corporativa, interiorismo y decoración, naturaleza, viajes. También el trabajo en las revistas de música, Informática, corazón, infantiles, moda, gastronomía, esoterismo, decoración, deportes... Más de 30 años de trabajo profesional dan para mucho.   

  Aún así, la pasión por mi trabajo sigue estando ahí como un motor inagotable que se suma a los cambios tecnológicos y sociales. Sigo fascinado por la imagen, la curiosidad y la observación de la vida y el poder de la cámara - esa pequeña máquina construida para detener el tiempo -. Durante todo este tiempo de dedicación profesional a la fotografía he tratado de mantener viva esa llama.

  En el camino, la docencia, el trabajo editorial y la posibilidad de tocar infinidad de especialidades junto a la experiencia de años en plantilla en grandes editoriales, el trabajo como freelance, el cambio digital, las colaboraciones con medios impresos, agencias de comunicación, empresas...

  Y aquí estoy; con una cámara que ya no es analógica, que fue pasando de los cuatro a los cuarenta millones de píxeles, que es capaz de fotografiar la noche y con la que capturo esas fotografías que siguen emocionándome.