TEO

  15 de diciembre de 2020, en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), Concha Monje, investigadora del Robotics Lab del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática me conduce al laboratorio donde habita TEO ( Task Environment Operator ), un robot humanoide de 1,60 m de estatura y 60 kg de peso.

  Concha bautizó a TEO hace ya diez años y forma parte del equipo responsable de la plataforma multifuncional que reúne los desarrollos más avanzados en robótica. Ademas la plataforma es la única de investigación robótica española de primer nivel mundial.

  Perdido dentro de su estructura, TEO se humaniza al aislarlo de su entorno de investigación con un fondo de tela negro y nos revela su cuerpo metálico repleto de cables.

  Raúl, el técnico que trabaja con Concha en HUMASOFT, un proyecto para el Diseño y Control de Eslabones Blandos para Robots Humanoides y Juan, doctorando que trabaja su tesis con ellos ayudan a Concha a que TEO pose para la sesión.

  Intentar contar a TEO con la cámara aprendiéndome su alma metálica, indagando en sus articulaciones plateadas y la multitud de cables que comunican las partes de su cuerpo fascinando por el milagro tecnológico que tengo delante. El esfuerzo, la ilusión y el talento de Concha y su equipo le han situado en el mundo robótico mundial en un lugar preferente, y además siguen haciéndole crecer mientras sueñan el futuro...A pesar de la falta de medios, el desinterés y la desidia con que se trata en España a la ciencia, el motor que debería dar vida para construir la sociedad .

 El artículo de Lorena Sánchez para QUO.ES